martes, 26 de junio de 2018

Magia en Mirarte




El pasado sábado 23 de junio, las raíces del Árbol del Zanacotón bebieron de la magia que se respira en el espacio Mirarte. Se inauguraba la exposición de fin de curso con las obras que las niñas y los niños han ido realizando en los talleres de este espacio dedicado al arte y la creatividad, y para amenizar el momento, los cuentos estuvieron presentes. 



Una tarde llena de encanto, para recordar que las personas mágicas y los árboles mágicos estamos en conexión, igual que el arte en todas sus manifestaciones. 

¡Gracias, Mirarte

 

martes, 8 de mayo de 2018

Tiritas del Tiempo y el público



Sábado 5 de mayo. Siete de la tarde. Librería El Público de Elche. El espacio preparado, las sillas colocadas, la alfombra esperando ser ocupada. Los nervios, en su justa medida, alguna que otra maravillosa sorpresa y la gente que va llegando y distribuyéndose. Café, cerveza, zumos. Charlas, miradas, risas.

Y empezamos...


Era la tercera ocasión en la que las Tiritas del Tiempo cobraban vida. Esta vez, palabra y música se hicieron coro y compañía en la presentación representada, narrada e interpretada, sentida y sobre todo, compartida. Porque como alguien preguntó después de los aplausos, si hay algo que haya ido aprendiendo a lo largo de esta experiencia es, sin duda, esa maravillosa sensación de contar para el público, con el público y en esta ocasión además, en el público.

Gracias, Pedro, por acompañarme de nuevo en esta creación llena de emociones. Gracias a todas las personas que, a vuestra manera, lo hicisteis posible.

¡Hasta la próxima!

lunes, 23 de abril de 2018

Día del Libro 2018


Int(m)ensa semana del Libro…

Todo arrancó el pasado viernes 13 de abril. Comenzaba el Encuentro de Artistas de Calle ArtenBitrir, que desde hace cinco años se viene celebrando en Petrer (Alicante). Junto a mis compañeras y compañeros de la Asociación Escritores en su Tinta, nos instalamos en la Plaça el Derrocat, dentro del recinto dedicado a ExpoBitrir, el mercado de artesanía. Música, poesía, espectáculos de todo tipo a lo largo de tres días amenizaron el ambiente y mientras, los muros de la ciudad se iban llenando de vida y color. Nuestros libros también bailaron al ritmo que marcaba el viento, que a veces solo danzaba con las páginas, y otras, acababa por hacer que las historias salieran volando.

La semana avanzó hasta el miércoles 18 de abril. Pasé la mañana en el CEIP Sanchis Guarner (Elx), unas horas muy entretenidas con el alumnado de primaria, el profesorado y algunas madres y padres. La “Galería de seres desordenados” desfiló en la biblioteca del centro, y los personajes se quedaron a vivir en ese momento especial en el que compartir, contar e imaginar.

Llegó el viernes y otra biblioteca -Pedro Ibarra, Elx-, volvió a abrirme sus puertas para llenarla de magia en torno a “El mágico árbol del Zanacotón”. Fue un momento especial, la primera vez que una de mis más queridas maestras del cole me acompañaba desde que empecé este viaje por y con los cuentos, lo cual fue, sin duda, un ingrediente insustituible del maravilloso encantamiento. 

Y para acabar, sábado de Sant Jordi en la Glorieta (Elx). Otra vez con la grata compañía de quienes formamos parte de Escritores en su Tinta, esta familia de personas que creamos, escribimos, leemos, ilustramos, recitamos y, al fin y al cabo, sentimos un inmenso amor por todo lo que tenga que ver con el maravilloso arte de contar historias. Eso que nos hace mucho más humanos. 

Gracias a todas las personas que, de un modo u otro, me habéis acompañado en esta inmensa e intensa semana que culmina, hoy, con el Día del Libro. 

¡Sigamos venciendo dragones!


martes, 20 de febrero de 2018

El ciempiés con juanetes

 

Cuando estaba terminando de reunir las ilustraciones de los personajes que se pasean por el cuento Galería de seres desordenados, hubo uno que se había quedado sin imagen. Pensé en eliminarlo, pero un amigo me dio una gran idea: incluirlo como final del cuento, a modo de invitación para que la persona lectora que lo tuviera entre sus manos, pudiera crear el personaje libremente. Y así lo hice. Tan solo el nombre del personaje, una pequeña descripción, el dato de que se habían olvidado de dibujarle y un mínimo esbozo de lo que podría llegar a ser, en una hoja prácticamente en blanco.


Desde que el cuento empezó a rodar, no había recibido ningún feedback de alguien que se hubiera animado a dar vida al ciempiés. Hasta hoy. Esta mañana estuve compartiendo un estimulante rato con alumnado del Ciclo Formativo de Grado Superior en Educación Infantil del IES Renacimiento (Madrid), tiempo de compartir historias sobre el proceso de creación y de contar cuentos. Y después de la sesión, el regalo ha sido estos primeros ciempiés con juanetes que confirman, una vez más, que la creación y la co-creación van cogidas de la mano.

¡Muchísimas gracias!